SANTO DOMINGO: El Instituto Agrario Dominicano (IAD) incorporó en su personal a 67 nuevos servidores públicos en distintas áreas de la institución, jóvenes profesionales y técnicos que representan el relevo generacional en este organismo estatal, que ya tiene 61 años de fundado.

Tras recibir la charla de inducción como nuevos servidores, los jóvenes mostraron su entusiasmo por ingresar al IAD en el momento que vive un proceso de transformación orientado por su director general Francisco Guillermo García, por instrucciones del presidente Luis Abinader.

La joven Albania Concepción de la Cruz, ingeniera de profesión, de la regional Cibao Sur, dijo sentirse satisfecha por el trato recibido y el curso de inducción, a través del cual se percató de la importancia que tiene el IAD y lo esencial que es el trabajo que se desarrolla en el campo para contribuir a la seguridad alimentaria del país.

En parecidos términos se expresó el joven Félix Ricardo Díaz, técnico de Producción, egresado del Instituto Loyola, de Sabana de la Mar, Hato Mayor, quien agregó que pondrán todo su empeño para aportar su tiempo, dedicación y empeño para enrumbar esta institución por el mejor camino, y que sea un ejemplo de eficacia y capacidad, y contribuir con el desarrollo rural del sector reformado.

El encargado del departamento de Recursos Humanos, Juan Andrés Mota Doñé, manifestó que “estos jóvenes representan la nueva sangre, las nuevas ideas, en una institución que poco a poco se adapta a los nuevos tiempos tecnológicos que vivimos”.

“En el área de producción de alimentos es esencial que como organismo importante en el sector agropecuario que es el IAD, estos jóvenes profesionales vengan a revitalizar los trabajos, aportando sus conocimientos novedosos y todo el potencial que tienen”, sostuvo Mota Doñé.

Afirmó que otros jóvenes, técnicos y profesionales, se seguirán incorporando a la institución a través de todas las regionales.

El encargado de Recursos Humanos sostiene que ese cambio y transformación que se está aplicando en el IAD, necesariamente tiene que abarcar todo su personal, para que sea capaz, empoderado y con conocimientos actualizados, tanto a nivel tecnológico como intelectual, con una visión clara y perspectivas acordes a la realidad que se vive.

Difúndalo en: