NUEVA YORK.-El presidente Luis Abinader fue el gran mariscal de la 41 versión de la Parada Dominicana en New York, siendo la primera vez en la historia de este evento que un mandatario dominicano participa.

El gobernante aseguró que su participación es un acto de justicia a los criollos residentes en la gran manzana, a quienes agradeció por todo lo que hacen en favor del país.

“Estoy muy contento de ver esta avenida Las Américas llena de dominicanos con gente especial, con mucha pasión, mucha emoción para que vean la importancia que tienen los dominicanos aquí en Nueva York y estamos muy orgullosos, haciendole honor a su trabajo, a todo lo que han hecho por su país”, agregó.

“Así que hoy, hay justicia para esos dominicanos y agradecimiento, que tanto hacen por la República Dominicana, que trabajan pensando en nuestro país. Así que hoy le agradezco, los queremos, los amamos y hoy es un reconocimiento de todo Nueva York y de la República Dominicana con ellos”, expresó Abinader.

Abinader y la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul.

El desfile inició con la entonación del himno de la República Dominicana, el cual fue interpretado tras la llegada del mandatario.

Abinader, acompañado de un amplio dispositivo de seguridad del Servicio Secreto de los Estados Unidos y agentes del Cusep, caminó a lo largo de 10 cuadras en las que abrazó, saludó y se tomó fotografías con los dominicanos.

Música, bailes, comparsas, banderas y personas con vestimentas y colores alusivos a la dominicanidad ocuparon la avenida de Las Américas desde la avenida 37 de Manhattan para participar en el desfile.

En la actividad participarán unas 35 carrozas, incluyendo la oficial en la que se desplazará el presidente Abinader acompañado de la primera dama y una amplia comitiva.

Abinader encabezó ayer junto a la gobernadora del estado de Nueva York, Kathy Hochul, la firma de un acuerdo para la promulgación de la Ley de Licencias de Conducir.

El mandatario destacó que está firma de acuerdo permitirá a los dominicanos usar la licencia de conducir tanto en Nueva York como en República Dominicana sin la necesidad de de realizar procedimientos de homologación.

Agradeció al congresista Adriano Espaillat, a la gobernadora Hochul, al senador Luis Sepúlveda, a los congresistas, concejales estatales, por este acuerdo que dijo es parte del avance para beneficio de los dominicanos.

De igual forma, resaltó el impulso que dieron a esta iniciativa, el presidente del Senado, Eduardo Estrella; del senador de la provincia María Trinidad Sánchez, Alexis Victoria, y la embajadora dominicana en los Estados Unidos, Sonia Guzmán.

Como parte de la agenda en Nueva York, el presidente Abinader también participó en un desayuno con más de 2,000 personas, evento organizado por el congresista de origen dominicano Adriano Espaillat.

Difúndalo en: