El español Daniel Sancho aceptó una multa de 450 euros por lesionar a un hombre al que agredió en Madrid, tras llegar a un acuerdo con la Fiscalía antes del juicio que se iba a celebrar este miércoles y en el que el acusado compareció por videoconferencia desde la prisión tailandesa de Koh Samui.

Sancho, en prisión provisional en el país asiático en espera de la sentencia por el asesinato del cirujano colombiano Edwin Arrieta, por el que fue juzgado recientemente, reconoció la agresión del 9 de noviembre de 2019 en una calle de Madrid al propinar un puñetazo a un hombre que le recriminó que se saltase la fila para tomar un taxi.

La Fiscalía, al reconocer Sancho la agresión y alcanzar el acuerdo, rebajó su petición de pena inicial de un año de cárcel e indemnización de 2.100 euros a una multa de cinco euros por día durante tres meses, que suma esos 450 euros.

El acuerdo se reflejó en una sentencia en la que el Juzgado de Instrucción número 16 de Madrid le condena por un delito de lesiones con las atenuantes de dilaciones indebidas en el proceso y de reparación del daño.

El proceso estuvo paralizado más de un año por motivos no imputables al procesado, quien pagó los 2.100 euros que le solicitaban, detalla la sentencia, contra la que no cabe recurso.

El fallo considera probado que aquella madrugada Sancho se introdujo en un taxi sin respetar la fila y ante los reproches de un hombre le propinó un puñetazo en la cabeza que le provocó la rotura de un diente y una brecha.

En su comparecencia, Daniel Sancho vestía una camiseta de manga corta, bermudas, iba descalzo y tenía buen un aspecto, diferente al que se pudo ver tras el crimen de Arrieta, tiene el pelo corto y está afeitado.

Sancho se mostró tranquilo y contestó serenamente a las preguntas de la magistrada, en una breve intervención.

Los periodistas no pudieron entrar a la sala del juicio y lo siguieron desde un salón de actos, sin poder grabar imagen ni sonido, pues las autoridades tailandesas así lo exigieron.

La vista se tuvo que suspender el pasado 7 de noviembre tras recibir el juzgado madrileño una notificación de la Fiscalía de Tailandia que exponía la imposibilidad de llevar a cabo la videoconferencia ese día.

La defensa de Sancho solicitó en su día que el joven fuese extraditado para ser juzgado por esta causa en España, pero la Fiscalía se opuso al considerar que existen medidas “alternativas” a la extradición que permitirían la celebración del juicio.

Daniel Sancho, hijo y nieto de conocidos actores, está en prisión provisional desde el 7 de agosto de 2023 en Tailandia acusado del asesinato y descuartizamiento del cirujano Edwin Arrieta. 

Fehaciente, fidedigno y fácil. Agencia de noticias multimedia en español. 

VisionNoticiasDigital.com
¡Conecta con nosotros!

Shares: