lavanguardia.com

El estado de salud del presidente Joe Biden vuelve a protagonizar titulares tras un nuevo lapsus del mandatario estadounidense. El despiste ha tenido lugar durante su intervención en el acto de conmemoración por el 80 aniversario del desembarco de Normandía.

Biden se encontraba al lado del presidente francés, Emmanuel Macron, y su esposa Brigitte. Tras saludarlos, el presidente de EE.UU. sufrió un despiste al intentar sentarse en una silla inexistente, una escena que se ha viralizado rápidamente.

Jill Biden, esposa del líder estadounidense, pudo observar que su marido estaba algo perdido, por lo que no dudó un segundo en agarrarle la mano dejándole saber que no debía sentarse. Una vez más, un despiste Biden levanta sospechas sobre su estado de salud.

Esta ceremonia tenía lugar en el cementerio militar estadounidense de Colleville sur Mer, donde se encuentran las tumbas de más de 9.300 soldados caídos. Al acto de conmemoración acudieron unos 200 veteranos de la Segunda Guerra Mundial llegados de Estados Unidos.

Las redes sociales y los medios de comunicación no han dudado en analizar los continuos despistes del presidente. Hace un año, el líder protagonizaba una escena de lo más incómoda en la Cumbre Nacional de Comunidades más Seguras, en Connecticut.

En lugar de su clásico cierre de “Dios bendiga a Estados Unidos”, Biden dijo “Dios salve a la reina, hombre”, dejando al auditorio perplejo. Poco después, “God Save The Queen” comenzó a ser tendencia en X (Twitter).

VisionNoticiasDigital.com
¡Conecta con nosotros!

Shares: