Con casi el 60% de los votos, el mandatario sacó una contundente diferencia sobre sus principales perseguidores, Leonel Fernández y a Abel Martínez

El actual presidente de República Dominicana, Luis Abinader, fue reelegido este domingo en primera vuelta, con casi el 60 % de los votos, prácticamente el doble de los obtenidos por el candidato situado en segunda posición, el ex presidente Leonel Fernández.

Un total de 8.145.548 personas fueron llamadas a participar en el proceso, que fue evaluada por unos 2.000 observadores, más de 400 procedentes de organizaciones internacionales que han conformado 20 misiones y más de 1.500 nacionales.

“El civismo y la participación de ustedes fueron fundamentales para dar la imagen de un país ejemplar, con profundas convicciones democráticas. El pueblo ha hablado con claridad, los dominicanos quieren seguir profundizando el cambio. Asumo la confianza que he recibido y la obligación de no defraudarla. No les fallaré”, dijo el mandatario ya reelecto en su primer discurso tras los primeros resultados.

Según datos de la Junta Central Electoral, el segundo candidato más votado fue el tres veces presidente Leonel Fernández, de la progresista Fuerza del Pueblo, mientras que en tercer lugar se situó el ex presidente de la Cámara de Diputados y alcalde de Santiago (segunda ciudad del país), Abel Martínez, con el 10,73 %.

Precisamente ambos aspirantes ya reconocieron el triunfo de Abinader en las elecciones a través de mensajes en las redes sociales, pese a que el conteo de votos se mantiene.

Abinader, un rico empresario de 56 años formado en economía en el país y en Estados Unidos, se presentó a la reelección donde figuró como el gran favorito, de acuerdo con los sondeos.

Elegido a la Presidencia en julio de 2020, en plena pandemia, con cerca del 53 % de los votos, Abinader volvió a encabezar la candidatura del Partido Revolucionario Moderno (PRM), formación que espera revalidar en los comicios su arrollador triunfo de hace cuatro años tanto en el Ejecutivo como en el Congreso Nacional (bicameral).

Nacido el 12 de julio de 1967 en Santo Domingo en el seno de una familia acaudalada de origen libanés, Abinader es el primer mandatario dominicano venido al mundo después de la caída de la dictadura de Rafael Trujillo (1930-1961).

El actual presidente es graduado en Economía por el Instituto Tecnológico de Santo Domingo, con estudios de posgrado en Finanzas Corporativas e Ingeniería Financiera en la Universidad de Harvard y de Gerencia Avanzada en Dartmouth College.

Antes de su irrupción en la política, Abinader dedicó su vida profesional al grupo Abicor, empresa familiar fundada por su padre, el ex ministro y antiguo senador José Rafael Abinader, que es dueña de hoteles, una universidad y una de las fábricas de cemento más importantes del país.

La gente hace cola para votar el día de las elecciones presidenciales en una mesa electoral en Santo Domingo, República Dominicana, 19 de mayo de 2024. REUTERS/Henry RomeroLa gente hace cola para votar el día de las elecciones presidenciales en una mesa electoral en Santo Domingo, República Dominicana, 19 de mayo de 2024. REUTERS/Henry Romero

Aspiró por primera vez al Ejecutivo en 2016 cuando perdió ante Danilo Medina, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), y en las elecciones de 2012 fue el compañero de fórmula del ex presidente Hipólito Mejía.

Luis Abinader asumió el cargo de jefe de Estado el 16 de agosto de 2020 con la promesa de hacer frente a la corrupción, la impunidad, el caudillismo y el clientelismo que, según él, promovía el presidente saliente Danilo Medina.

Cuatro años más tarde, se presentó a un segundo y último período permitido por la Constitución dominicana, aunque él mismo ha dicho que no es partidario de la reelección continua.

Después de “una profunda reflexión” y de entender que “el país está por encima de mi tranquilidad familiar o personal” Abinader anunció en agosto de 2023 que competiría en las internas del PRM, que ganó sin pestañear, para optar por la reelección.

En estos casi cuatro años de gestión, el mandatario ha mantenido una aprobación cercana al 70 % y las encuestas le auguran una ventaja de hasta 35 puntos sobre su rival más cercano, el tres veces presidente del país Leonel Fernández.

Abinader asumió el poder con una receta para reactivar la economía tras la pandemia, basada en incrementar el gasto público a través de subsidios, transferencias de efectivo y préstamos blandos para las personas y las empresas.

Y, efectivamente, ha logrado mantener la economía, que, tras un crecimiento del 2,4 % en 2023, se expandirá el doble este año, según las proyecciones de los organismos internacionales.

El presidente está casado con Raquel Arbaje, con quien tiene tres hijas (REUTERS/ARCHIVO) El presidente está casado con Raquel Arbaje, con quien tiene tres hijas (REUTERS/ARCHIVO)

Pero sus opositores le acusan de endeudar al país de manera “abusiva e irresponsable” por la cantidad de préstamos que ha tomado su Gobierno, mientras persisten marcadas desigualdades sociales.

Y desde el sector feminista le cuestionan haber hecho poco o nada para impulsar el tema del aborto en el Congreso Nacional, controlado por el PRM, a pesar de que en la campaña para los comicios de 2020 se mostró a favor de la interrupción del embarazo cuando ponga en riesgo la vida de la mujer, si el feto no tiene opción de vivir fuera del útero o en el caso de violación o incesto, lo que en el país se conoce como ‘las tres causales’.

Otra promesa de campaña pendiente fue la reforma fiscal, postergada desde hace años.

A comienzos de octubre de 2020, Abinader presentó un plan de reforma fiscal con nuevos impuestos para afrontar la crisis, pero lo retiró inmediatamente por las críticas y acabó por descartarlo en octubre de 2021.

El presidente está casado con Raquel Arbaje, con quien tiene tres hijas.

(Con información de EFE)

VisionNoticiasDigital.com
¡Conecta con nosotros!

Shares: