El propósito es determinar el origen de los recursos millonarios con los que se alega fueron comprados los terrenos para esa infraestructura y el cumplimiento de los requisitos impositivos.

SANTO DOMINGO.- El juez Rigoberto Sena Ferreras ordenó a la fiscalía del Distrito Nacional investigar los pagos de impuestos y movimientos bancarios del Aeropuerto Internacional de Bávaro a través de la empresa panameña CVC ONE de Abraham Hazoury Toral, originalmente propiedad de Miguel Surún, presidente del Colegio de Abogados.

El propósito es determinar el origen de los recursos millonarios con los que se alega fueron comprados los terrenos para esa infraestructura y el cumplimiento de los requisitos impositivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.